Asociación "El Marte"

La Asociación Marte nace en 1912 de una idea aportada por Federico Fernández. Este vecino de Trasvía había viajado, desde una edad muy temprana, por Las Américas, donde había entrado en contacto con una forma nueva de que los obreros y labradores se organizaran: Las asociaciones cooperativas. Federico compartió los detalles de su funcionamiento con los demás vecinos y les contó cómo todos se iban a beneficiar de las condiciones de la agrupación y de la coordinación de sus esfuerzos para alcanzar un bien común.

asociacion marte
Trasvía

La primera acción de la asociación, una vez que ésta quedó constituida, fue comprar máquinas para los trabajos agrarios de los miembros de la cooperativa, ya que hasta entonces las labores de labranza se habían estado realizando con materiales rudimentarios y con un gran esfuerzo. Así es como llegaron a Trasvía el primer arado Braban, de hierro, sembradoras, labradoras, sayadoras y otros utensilios de los que todos podían disfrutar y a cuya compra todos contribuyeron con el pago de una pequeña cuota.

asociacion el marte asociacion el marte

Principios del siglo XX

Las segadoras

También se consiguió a través de esta unión formalizar un seguro. La idea era la de poder utilizarlo en caso de que alguna vaca se pusiera enferma, por ejemplo. De suceder algo así, la cooperativa le cubriría los costes al dueño, es decir, compartirían las pérdidas entre todos de manera que no fuera él sólo quien corriera con la gastos, añadiéndole peso a la desgracia.

El fondo común que se obtenía con el pago de la cuota de socio también se utilizaba para la labranza. Se compraban, por ejemplo, abonos químicos que nadie más en la zona había utilizado hasta entonces ya que era un producto muy caro si era comprado por particulares.

asociacion el marte asociacion marte

Arrastre

La función de la cooperativa no se acababa con el campo y la ganadería sino que era más ambiciosa y entre sus objetivos tenía contribuir a la instrucción del pueblo. En la sede de la asociación, situada en la casa de Quica, otra de las vecinas, fue Paulino “El Cuzu“ quien promovió la adhesión de los jóvenes a la cooperativa con la intención de que trabajaran para la alpargatería que había montado el Marqués de Comillas en la Villa de los Arzobispos y con la que pretendía ayudar a la mejora no sólo de su pueblo, sino también de todos los cercanos a ella.

Paulino colocó entonces unas mesas en un cuarto de la sede sobre las que los jóvenes fabricaban las suelas de las alpargatas mientras que las mujeres se encargaban de hacer los moldes a máquina. Hasta los niños de la escuela contribuían haciéndoles el cordón.

asociacion marte
Maria La Jabera y su grupo de Danzantes

A pesar de la dinámica de trabajo, los habitantes de Trasvía no quisieron, en ningún momento, descuidar la educación de sus niños, por lo que todos los pequeños tenían que acudir a las clases del maestro de la asociación, Nelin, así como también a las sesiones de los seminaristas que se acercaban puntualmente a complementar su labor educativa.

La gente de Trasvía también se enorgullece de poder recordar a Chus Cancio, el gran poeta del mar, pues él también estaba relacionado con nuestra Asociación. Jesús Cancio se dedicaba a mejorar la educación de la estudiantina, que había sido formada por los jóvenes del pueblo para contribuir, cantando y danzando, a la celebración de las fiestas patronales. El poeta les ayudaba a componer canciones y fue él, de hecho, quien creó el himno de la asociación.

asociacion el marte asociacion marte

Teatro El Marte de escursion con Jesús Cancio

La asociación también organizaba actividades más lúdicas como las excursiones por Cantabria, siendo el lugar más lejano al que se llegó el pueblo de Potes, en la Cordillera Cantábrica. La nota de color de estas salidas era que en una época en que la gente de la región no tenía coches los grupos de excursionistas cámbaros cubrían las distancias largas en camiones.

asociacion el marte asociacion marte

Teatro El Marte de escursion con Jesús Cancio

Esta Asociación desapareció con la llegada de la guerra, debido a los cambios que se produjeron en el pueblo y a la propia muerte de Federico, el principal promotor de la entidad.

No obstante, antes de su descalabro, la asociación había dejado sus estatutos escondidos dentro de una botella. Como realmente necesitaban evitar que alguien los encontrara en esos caóticos años bélicos, los miembros de la asociación decidieron esconderla entre las paredes de la sede, en la casa de Quica.

asociacion marte
Sede de la asociación

Años más tarde, cuando se comenzaron unos trabajos de remodelación de la casa de esta vecina se encontró, para sorpresa de todos los vecinos, la botella en la que se habían guardado los fundamentos de la ya disuelta asociación. En su interior, había un papel con la relación de todos los socios fundadores así como los estatutos que dieron paso a su creación y un puñado de monedas de las que circulaban en aquella época.

Subir
Inicio

© 2010 Trasvía y los Cámbaros

Volver